MUCHO POR HACER

Debemos revisar y actualizar la normativa y las políticas públicas para adaptarlas al momento que vive nuestro colectivo

AGENDA 2030

para la aplicación de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) al ámbito y problemática de las sociedades musicales y sus escuelas de música.

ASOCIACIONISMO

para la defensa de los intereses de nuestras federaciones, de sus entidades asociadas y del colectivo al que representan, a través de la gestión del conocimiento, la interlocución institucional con los poderes públicos y privados y el fomento de las buenas prácticas en todas las federaciones y sociedades musicales españolas.

CALIDAD DE VIDA

como objetivo básico de las personas, que puede lograrse con la importante contribución de la música, tanto para la obtención de bienestar personal en la vida cotidiana como para que impacte en la vida de diversos colectivos en situación de marginación, exclusión, enfermedad, violencia o aislamiento social.

DIVERSIDAD

para colaborar en el diseño e implementación de proyectos educativos dirigidos a integrar y dar respuesta a las necesidades educativas personalizadas y de carácter especial, en las enseñanzas elementales de la música.

ENSEÑANZA

a través de la mejora continua del modelo de las escuelas de música, de la formación de su profesorado y de la diversificación de las actividades dirigidas a la enseñanza de la música, en todos los ámbitos y edades.

Fomento Agrupaciones Artísticas

que proporcionen a las personas de todas las edades la oportunidad de participar en formaciones y grupos musicales adecuados a sus expectativas y necesidades, al objeto de optimizar su experiencia artística y pedagógica y abordar repertorios de calidad bajo la dirección de personas expertas..

PARIDAD

como un conjunto de acciones pro-activas dirigidas al logro de la igualdad de trato y oportunidades, entre hombres y mujeres, en todos los ámbitos de gestión de nuestra organización, de las federaciones asociadas y todas las sociedades musicales españolas.

Participación Ciudadana

a través de la promoción de actividades y recursos que propicien y faciliten la necesaria participación ciudadana en la revisión y modificación del marco normativo y las políticas públicas que afectan a las sociedades musicales, como entidades no lucrativas.