Ley Del Mecenazgo/ Ley Del Voluntariado

Es urgente una profunda modificación y actualización de la Ley de Mecenazgo que apoye las aportaciones de empresas y particulares de un modo similar al de los países de nuestro entorno. Es necesario reforzar los beneficios fiscales ligados al micromecenazgo, con una deducción del 100% de estas aportaciones.

La nueva Ley del Mecenazgo y/o la Ley del Voluntariado deben reconocer necesariamente la aportación no monetaria que realizan los voluntarios a la sociedad en el seno de las entidades del voluntariado desarrollando sus actividades de manera totalmente altruista.

Este reconocimiento debe traducirse en medidas concretas que supongan un apoyo real y efectivo  de esta aportación que resulta imprescindible para la supervivencia de nuestro colectivo. Debe reportar beneficios tangibles al voluntario de manera que la sociedad les devuelva parte de lo que ellos le ofrecen. Por ejemplo:

  • Asignación de puntos en convocatorias públicas, oposiciones, concursos de méritos, promoción interna, licitaciones, becas, etc.
  • Obtención de créditos por los voluntarios estudiantes.
  • Acceso gratuito o al menos bonificado a espacios y/o eventos relacionados con la actividad que desarrollan: museos, conciertos, teatro, etc.
  • Consideración del voluntariado cultural al mismo nivel que el voluntariado social.

Fomento de la cultura de base.

  • Proponemos la creación del Instituto de la Cultura Amateur: una entidad que visualice, apoye, salvaguarde, investigue y promocione la música y otras actividades artísticas desarrolladas en el ámbito amateur desde una óptica estatal. Actualmente el INAEM no cumple esta función, ya que solo apoya a grupos y organizaciones profesionales, descuidando totalmente la protección de las agrupaciones amateurs. Es necesario por tanto que otro organismo público cubra esta necesidad.
  • Dotación de líneas presupuestarias que garanticen el sostenimiento de la cultura y en especial la música de base. No olvidemos que al menos en lo que a música instrumental se refiere, la mayor cantera son las bandas de música integradas en las sociedades musicales de toda España, constituidas bajo la forma jurídica de asociaciones y por tanto entidades no lucrativas que desgraciadamente no gozan de una protección adecuada.